top of page

#8M: Lideresas comunican e inciden contra la estigmatización



El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de los Derechos de las Mujeres, una fecha que resalta la lucha y la resistencia de las mujeres y niñas por lograr la igualdad de género, su empoderamiento y la eliminación de la discriminación y todas las formas de violencia basada en género. Esta fecha tiene sus raíces en los movimientos obreros y socialistas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, y fue adoptada por las Naciones Unidas en 1975 como una forma de reconocer la contribución de las mujeres a la sociedad y promover la igualdad.


A pesar de que el liderazgo de las mujeres es fundamental para alcanzar una sociedad más justa y equitativa, han sido históricamente excluidas de los espacios de poder y toma de decisiones. Sin embargo, se han venido reconociendo y evidenciando cada vez más las importantes transformaciones que genera la participación de las mujeres para la construcción de paz y el camino a la igualdad de oportunidades para todas las personas.


Las historia ha demostrado que cuando las mujeres están en posiciones de liderazgo, pueden impulsar positivamente los cambios, al tender a incluir perspectiva interseccional y de género en las decisiones que toman, y enfocarse en la protección de los derechos humanos y el bienestar de sus comunidades, especialmente de las más vulnerables. Además, las lideresas tienden a ser más inclusivas y colaborativas, fomentando la participación de otros actores, incluidos los y las jóvenes y las minorías étnicas, religiosas y sexuales.


Sin embargo, a pesar de la creciente conciencia sobre la importancia de la participación de las mujeres en la construcción de paz, existe estigmatización hacia los liderazgos y una brecha significativa en la representación de las lideresas en los espacios de decisión.



Es por ello que desde el proyecto “Comunicación para la incidencia política y la prevención de estigmatización de lideresas y defensoras de derechos humanos”, implementado por Alianza para la Paz y financiado por el Fondo Multidonante de Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz, se busca fortalecer las capacidades de comunicación para la incidencia política y la prevención de estigmatización de las lideresas y/o defensoras del Urabá Antioqueño, con énfasis en municipios PDET. El proyecto desarrolla una estrategia de protección y legitimación del trabajo que realizan y sus liderazgos, en alianza con seis organizaciones de mujeres rurales y urbanas: la Asociación Municipal de Mujeres Sembradoras de Vida, ASOMUJER y la Asociación de Productores Provincia y Paz, ASOPROVIPAZ, ambas de Carepa; la Asociación de Mujeres Portadoras de Paz, ASOMUPAZ, de Turbo; la Asociación Agropecuaria La Fortaleza de Necoclí; Asociación de Mujeres Víctimas del Conflicto Armado de la Vereda el Caño Margen Derecha AMUVICAD, de San Pedro de Urabá y el Consejo Comunitario de Puerto Girón en Apartadó.


Las seis organizaciones aliadas son lideradas por mujeres rurales, víctimas del conflicto armado, quienes por medio de su resistencia y resiliencia lograron organizarse como colectivos y construir prácticas de transformación social, en especial para las mujeres en sus territorios. Estos procesos demuestran cada vez más que el liderazgo de las mujeres es esencial para la construcción de paz en Colombia.

El proceso inició con la construcción colectiva de un curso virtual sobre comunicación e incidencia política, que se adaptara a las necesidades y contextos de cada una de las organizaciones. Para su implementación se hizo de forma virtual y también semipresencial para aquellas organizaciones con dificultades de conexión, contando con la participaron de 184 personas, de las cuales 160 fueron mujeres y 24 hombres. Al finalizar el proceso formativo, cada una de las organizaciones diseñó una estrategia de comunicación enfocada en la visibilización del trabajo que hacen y la importancia de sus liderazgos para las comunidades, los que contribuye a la prevención de estigmatización de los liderazgos. Las estrategias están en la fase de implementación y se pueden ver las distintas piezas diseñadas por las organizaciones en las redes sociales de APAZ, el MPTF y de cada una de las organizaciones.



El respeto por los derechos de las mujeres, niñas y lideresas debe ser todos los días.


Si quieres conocer más de este proyecto, te invitamos a seguir a Alianza para la Paz en sus redes sociales.

bottom of page